8/11/07

Libros

Si os doy un libro vacío, diciendo: "No podéis todavía aprovecharos de él", tal vez penséis: "Nos está insultando."

Pero si distribuyo un libro lleno de contenido y comprensible, todos los lectores tomarán sus superficialidades para estimularse, exclamando: "¡Qué magnífico y qué profundo!" La gente seguirá estas cosas externas cuando me vaya, haciendo de ellas una fuente de estímulo y debate. En ellas encontrarán enseñanzas didácticas, poesía, ejercicios o historias.
Si no doy ningún libro, o doy uno pequeño, los eruditos académicos se mofarán y arruinarán los espíritus de los estudiantes potenciales y vulnerables con otros libros, todavía más de lo que ya lo hacen. Los estudiantes desconcertados se vuelven destructivos, imaginando soluciones e intentando, después, imponérselas a los demás.
Si distribuyo un voluminoso libro, algunas personas imaginarán que es pretencioso. Todas estas suposiciones están ahí, habéis de notar, porque conviene a la gente tenerlas, no porque exista la mínima posibilidad de que sean verdad.
Si distribuyo un libro críptico, la gente imaginará que contiene extraños secretos. O quizá se vuelva innecesariamente astuta intentando descifrarlo. Y cuanto más se dicen estas cosas, más dice la gente de manera petulante o desdeñosa: "No nos entiendes. Nosotros no nos comportamos de esa manera. La falta de entendimiento es tuya."
Pero si digo todas estas cosas y las consideráis todas ellas, incluso por un tiempo, dando a cada afirmación igual atención, estaré contento.

De Idries Shah "LA SABIDURÍA DE LOS IDIOTAS"

2 comentaris:

Xavier ha dit...

Parlant de llibres, faré referència a un dels poetes catalans sobradament conegut, Miquel Martí i Pol, que en la seva obra LLIBRE DE LES SOLITUDS, fa un petit homenatge a un dels teus escriptors de capçalera, Antonio Machado.

Espero que t'agradi:


"COMPLIMENT A ANTONIO MACHADO"


No t'he dut flors, Antonio, t'he portat un silenci amorós, per no interrompre el teu íntim diàleg amb la mort que fa tants anys que dura. Compartir-te ha estat deturar el temps, per retrobar-me més ingenu que mai i amb un sanglot a flor de pell, com una criatura. No t'he dut res, Antonio, però estimo més que abans aquest mar que m'ha vist créixer i prop del qual confio de morir d'ençà que he vist que tu m'hi acompanyaves.


Salut i muntanyes!!

Xavier

gatta ha dit...

moltes gràcies per aquestes paraules!
una abraçada,
seguim!!!